El secreto de los edificios que no se cayeron durante el terremoto de Ecuador

«Un terremoto siempre puede matar, también uno puede morir cruzando la calle, pero si cruza con los ojos cerrados corre más riegos».

El ingeniero Enrique García, experto en daño sísmico consultado por BBC Mundo menos de 24 horas después del sismo de magnitud 7,8 en Ecuador, se refiere así a los problemas en el sector de la construcción que tuvieron una consecuencia directa en los más más de 600 muertos que dejó.

  • ¿Estaba preparado Ecuador para enfrentar un terremoto?

Tras sus primeras visitas a las zonas afectadas, el presidente Rafael Correa admitió que muchos edificios se habían derrumbado «por mala construcción».

Correa recordó que tras los terremotos de Chile y de Haití, Ecuador implementó normas de construcción «mucho más fuertes». De ahí surgió la Norma Ecuatoriana de Construcción (NEC).

Consultado por BBC Mundo, el ingeniero estructural Fabián Carrasco indicó que la norma ecuatoriana es buena, pero agregó que en el país no se cumplen ni los códigos ni las normas.

«Los permisos de construcción dependen de cada municipio. Algunos exigen la intervención de un ingeniero estructural a partir de un determinado número de pisos, otros no, pero esto sólo es en el estudio de los planos, luego no hay nadie que supervise la construcción», dijo.

Para Enrique García, éste es uno de los pecados de la construcción en Ecuador. Otros son la informalidad (las construcciones quedan a cargo de maestros de obra y no de ingenieros o arquitectos), la falta de control de la calidad de los materiales y la ausencia de diseños sísmicos adecuados.

BBC Mundo recorrió las zonas afectadas con un arquitecto para analizar los errores de los edificios colapsados y los aciertos de las construcciones que no cayeron.

Más información:

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160422_ecuador_terremoto_problemas_construcciones_arquitectura_ab